Samuel Manhard llegó desde Europa en el año 1938, buscando proteger a su familia de la guerra. En Austria se dedicaba a los Molinos de Grano, por lo que su primer impulso fue desarrollar aquí esa actividad. Sin embargo, su principal socia y apoyo, su esposa Regina Abend, tuvo una visión diferente. Doña Regina, mujer muy elegante, no se había desprendido de su guardarropa europeo y tuvo la idea de trasladar esa moda a las mujeres uruguayas. Así, junto con modistas y talleristas uruguayas dieron forma a la primera colección.

En ese ambiente de creatividad, trabajo y esfuerzo se formó Enrique Manhard quien desde su juventud comenzó a aportar sus ideas e iniciativas.

El perfil de la empresa fue madurando al combinar la vanguardia de la moda europea, con el celo por la calidad y precios accesibles.

En pocos años se convirtió en una de las tiendas preferidas por las mujeres uruguayas que se identificaban con el tipo de producto y la atención familiar. Esto obligó a responder a la demanda con casas que se fueron extendiendo por todos los barrios de Montevideo y más tarde a casi todos los departamentos.

La empresa evolucionó, se desarrolló, y a través del tiempo la dirigieron tres generaciones. De ser una pequeña tienda de inmigrantes pasó a ser una gran cadena. La identidad con que fue concebida se mantiene: trabajo, esfuerzo, servir al cliente ofreciendo locales cada vez más cómodos y mantener la premisa de calidad al mejor precio.







El grupo de tiendas Parisien cuenta con más de 1000 empleados en todo el país. Al día de hoy funcionan mas de 40 locales y seguimos creciendo. En Montevideo, se encuentran las oficinas y fabrica de confecciones que emplea 150 personas y producen prendas exclusivas de calidad con maquinaria de última generación.
Al frente del departamento de diseño, jóvenes uruguayas, que estudiaron en nuestro país, viajan varias veces al año a comprobar que siguen los lineamientos de la moda de Europa, Estados Unidos y también de los países Orientales que desde hace tiempo enriquecieron con su colorido y texturas la moda del mundo.
Enrique Manhard sigue imprimiendo su energía y experiencia a las nuevas generaciones. Sus hijos Gustavo Ferber y Nathalie Manhard se consolidan como pilares de la empresa, aportando la visión de los más jóvenes.



Volver
Volver
La casa de las telas
Ver todos los locales